Lunes de una aspirante a publicista

Hoy es un día raro. No sé muy bien por qué. Pero es raro.

Me he despertado relativamente temprano (9:00 am). Me he lavado los dientes, me he puesto el chándal y me he ido al gimnasio. Cuando he terminado me he ido a recoger las camisetas (las cuales no estaban listas… y creedme que ha sido un gran fastidio). Así que, como no estaban listas, me he ido a dar una vuelta por la librería del centro. Me encanta el tacto de los libros y el olor de las hojas nuevas… me recuerda a septiembre, mi mes preferido. Mis años comienzan y terminan en septiembre.

He estado barajando varias posibilidades traducidas en libros. Al final me he comprado Al sur de la frontera, al oeste del Sol, de Haruki Murakami. Me iba a comprar Tokio Blues (del mismo autor), pero me han comentado que es bastante triste y, sinceramente, ahora no me apetece cosas demasiado tristes. A ver qué tal…

Después me he ido a la planta baja de la misma librería. La planta baja corresponde a los libros especializados: diccionarios, arte, geografía, filosofía, fotografía, diseño, publicidad, etc. Y ahí ha llegado mi perdición. No sé cuánto tiempo habré pasado entre las hojas de todos esos volúmenes, pero ha sido una buena inversión. He visto libros sobre chapas, sobre diseños de tarjetas de visita, sobre la publicidad del último siglo, etc. Al final, casi cuando me preparaba para marcharme he visto un último libro: Publicidad de impacto, escrito por Eva Minguet Cámara.

Con sólo el título os podéis hacer una idea de qué va el libro, pero por si acaso, os voy a ilustrar:

Esta es una imagen de la agencia Torke. Colocaron mascarillas en tocas las estatuas del centro de la ciudad con la información “7 de enero 4ª temporada de House”. Volvemos al marketing de guerrilla… a veces, para hacer un buen marketing o una buena publicidad (no es lo mismo) no es necesario grandes presupuestos.

Amnistía Internacional… nunca deja indiferente en su publicidad. Esta campaña fue realizada por la agencia Publicis Mojo. Esta agencia trabaja para, entre otras grandes marcas, para Coca-Cola Light, Powerade o Schweppes.

Es una campaña que realizó la agencia RKCR/Y&R para Home Office. Se trataba de anuncios contra la violencia doméstica, las drogas, el alcohol, etc.

Y esto lo miré de una pasada en la librería. Al final, cai y me compré aquella maravilla. Me he sentado en una terraza con mi sol y mis 20º de temperatura a ver el libro mientras escuchaba el murmullo de la gente. No me he cansado de mirar todas esas campañas y realmente, hay mentes prodigiosas capacez de vendernos cualquier concepto.

Ahora estoy sentada en el Foster’s Hollywood, con mi Coca-Cola Light (bueno, Pepsi porque no tenían Coca-Cola), mi libro, y mi Mac. Menuda vida perra, ¿no?😉

4 Respuestas a “Lunes de una aspirante a publicista

  1. Disfruta Publicista, disfruta que te queda poco.

    Luego vendrá el stress, el hacer cosas que tienen que ser efectivas aunque no sean virtuosas, salir hasta las mil con los compis de la agencia (bueno, ésto al principio, luego cansa, pero es una fase que hay que pasar), tener reunión el día siguiente a las 08:00 de la mañana y llegar muerta, que el supervisor o director de la cuenta te riña (¡esos pelos!)… en fin, imáginate el resto.

    Así que disfruta de esos 20º mientras puedas, depués viene lo bueno…

    ¿Pensaste que te dije que iba a venir lo malo?, no, no, no… ¡¡te lo vas a pasar pipa!!

    El Espía

  2. Por partes:
    Estoy con El Espía, disfruta mientras puedas de esos maravillosos momentos que te queda menos de un telediario para que escaseen.

    Sobre Murakami y “Tokio Blues” te diré que lo he leído ya tres veces y no suelo repetir libro. Te lo recomiendo encarecidamente. En verdad todos sus libros, el que acabas de comprarte está también muy bien, pero me gustó mucho más Tokio Blues y a mí no me resultó especialmente triste, pero sí muy emocionante (eso sí de dulces y suaves emociones).

    En cuanto a las imágenes que has elegido par aenseñarnos, todas ellas maravillosas.
    Un besazo.

  3. El Espía -> Completamente de acuerdo. Estos momentos de relajación y disfrute son mínimos y pienso aprovecharlos al máximo. Pero todo sea dicho: me encantaría que se acabaran muy pronto ya que sería señal de que he comenzado a trabajar. Y tienes razón, sé que me lo pasaré genial… En breve viviré en Madrid y espero sentir el estrés muy a menudo!

    Lola -> Disfrutaré de eso y de nuestras cañitas en Lavapiés :ppp Tokio Blues… pienso leérmelo en cuanto sienta que puedo enfrentarme a este libro🙂 ya te diré qué me ha parecido!

  4. ¿Te das cuenta de que, en la frase final, lo único que no dices por su marca es el libro? Da que pensar…

    Yo a veces, por puro placer, me tomo el esfuerzo de decir: estoy en un restaurante con mi refresco, mi libro y mi portátil. Suena maravilloso, ¡aún hay nombres comunes para todo!

    No tengo mucha idea de esto, pero el mayor y más importante invento publicitario debe ser el nombre propio, la marca.

    ¡Carlitos, tómate el Danone!

    Boh.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s