Redes sociales y la hiper-personalización

Ana ya no usa álbum de fotos. Ni va al supermercado. Ni manda cartas a su mejor amiga que vive a 600 kilómetros de ella. Ya no tiene diario y desde hace varios años no compra una agenda para anotar las cosas que debe ir haciendo a lo largo del día. Ya apenas habla por teléfono.

Las cosas han cambiado. Ahora cuelga sus fotos en Flickr para que todos sus amigos puedan verlas siempre que quieran y puedan dejar sus opiniones en forma de comentarios. El Mercadona que tiene en su esquina (sigo pensando que deberían hacer una tesis doctoral sobre “Los núcleos urbanos crecen alrededor de los mercadonas”) ya está demasiado lejos. Ahora hace la compra por Internet y se la traen a casa. Su amiga de Madrid recibe noticias de ella a diario mediante el corre electrónico. Por supuesto, la agenda de papel ya no sirve de mucho… ahora la tienes a tan sólo un click.

Ana habla lo justo por teléfono. Su factura ha disminuido considerablemente. Ahora tiene una cuenta en Msn y habla con sus amigos por el Messenger, otra en Gmail para utilizarlo a modo de correo y para usar el GTalk. Por supuesto, no puede faltar la cuenta en Twitter para que todos sepan lo que hace en cualquier momento del día. Estar dentro de Tuenti y Facebook también le viene bien para comunicarse con sus amigos. “Oye, que me paso por tu casa dentro de media hora”… antes lo hubiera dicho mediante una llamada o un sms. Ahora lo escribe en el Tuenti.

Y ha decidido dejar de estar soltera. Así que ha entrado en Meetic y en Match

¿Esto cómo se traduce en la publicidad y el marketing? Es una auténtica posibilidad para realizar una publicidad especializada basándose en el público objetivo. Los medios convencionales como la televisión, la radio o la prensa hacen que la publicidad sea demasiado general y el mensaje termine esfumándose antes de que llegue a la mente del consumidor. Mediante el Messenger utilizan publicidad basñandose en criterios como edad, lugar de residencia o sexo. Ahora, con MySpace o Facebook, se personaliza aún más. Dirigen la publicidad en función de gustos más específicos de los usuarios (estilos musicales, empleo, etc.).

MySpace es el rey de este tipo de publicidad. Han diseñado un programa aleatorio de publicidad “a la carta”. Dependiendo del perfil de cada usuario, la publicidad que aparecerá en su página será una u otra. De esta forma, cuando entro en mi cuenta de MySpace veo todo tipo de anuncios relacionados con la fotografía y el diseño (concursos, tiendas al por mayor, etc.).

Al comienzo de esta técnica, MySpace permitió a las empresas anunciantes hacerlo mediante los gustos de los perfiles. Así, un aficionado al deporte podía encontrar en su sitio periódicos deportivos, tiendas, etc. Comprobaron que la eficacia de dichos anuncios aumentó en un 300% (o eso es lo que cuentan).

A esto se le denomina Hypertargeting. Pero han ido más allá. Ahora, ya no sólo tienen en cuenta que sean “amantes del cine”. Ahora subdividen a este público en amantes de la comedia, del terror, de la ciencia ficción, etc. Se trata de la hiper-personalización de la publicidad. Microsoft, Toyota o Facebook son otros ejemplos de empresas que utilizan el hypertargeting.

Tuenti se empieza a utilizar no sólo con fines de “entretenimiento”. Ahora, algunos diseñadores se publicitan mediante este medio y venden su producto también en esta página web. La forma de compra es sencilla: agregarlos como amigos, ver la colección, mandar un correo privado con tu elección, talla y dirección.

Me encanta este tema, ¿a vosotros no? Próximamente hablaré más a fonde de MySpace y de su lado de marketing.

3 Respuestas a “Redes sociales y la hiper-personalización

  1. Creo que Gmail también utiliza el mismo sistema de publicidad especializada, eso explicaría la cantidad de anuncios de arquitectura que me salen, jejeje.

    Por cierto, estoy descubriendo un montón de cosas nuevas gracias a tu blog.

  2. Hola Publicista,

    Interesantísimo tema. Al final todo sigue siendo lo mismo de antes, pero en la medida en que aumentan el número de canales aumentan también la forma de contactar con el target…

    Nunca había oído hablar del hypertargeting, pero da igual el nombre rimbombante que le quieran poner, segmentación es segmentación. A más variables por las que poder segmentar, más complicado será el proceso y más “afinado” será el resultado.

    Cuando la publicidad era la reina de los planes de marketing, las posibilidades de segmentación eran más escasas… piensa en una central de medios trabajando con una agencia dónde “encajar” los doscientosmilmillonesdetrillonesdelasantiguaspesetas para la campaña de televisión. Terminabas viendo anuncios de detergente hasta en el horario infantil “porque las madres ven la tele con sus niños mientras les dan la merienda” (y te juro que ese disparate lo he oído yo en primera persona).

    Ahora es diferente, mucho mejor. Los marketinianos tienen más quebraderos de cabeza, pero la creatividad es más importante y ya no todo depende del presu al 100% (quizás a un 95%, ¡pero ya es un avance! :-)).

    Da para mucho, sí.

    Muy buena entrada, keep pushing!

    El Espía

  3. muy fresco e interesante, me puedo volver regular de este blog?, se ve muy bien y con vistas a ser muy popular…
    felicidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s